Maratón en Prosperidad

El próximo jueves 14 (vamos, faltan 48 horas y yo con estos pelos), volvemos a poner en acto la Red de tejer cuentos. Esta vez con un maratón de tres sesiones, a todos los grupos de un colegio madrileño (CP Nicolás Salmerón – Prosperidad). Es decir, vamos a crear cuentos con niños desde 3 hasta 12 años, durante toda la mañana.

La primera y la segunda sesión van a ser similares a la que realizamos en el aniversario de Diagonal, en Tabacalera: Creación colectiva a partir de las ideas vertidas en la primera parte, y dibujo/escritura de la historia creada en común.

En la tercera, con los niños más mayores (de 4º a 6º de Primaria) estoy modelando una reflexión sobre lo micro. De fórmulas conocidas por todos (canciones, miniaturas, maquetas) a la narrativa hiperbreve. Sorpresa y maravilla en las microformas de narrar. A ver qué nos sale.

Experiencia 1: Aniversario Diagonal

El pasado 20 de marzo, colé el experimento de la Red de tejer cuentos entre las actividades infantiles del 6º Aniversario del periódico Diagonal, que se celebró durante todo el día en La Tabacalera (Madrid). Me tocó después del turno de almuerzo de los niños, a las 14:30h. Acudieron poquitos niños y la mayoría menores de cuatro años, pero con los que sí estaban dispuestos a inventar una historia juntos hicimos esto:

Partí escuchando qué es lo que más les gustaba en los cuentos: dijeron “animales”, “princesas”, “miedo”.

Les propuse un comienzo y a medida que desarrollábamos la historia, iba proponiéndoles alternativas y preguntándoles qué les gustaría a continuación.

Hubo, por supuesto, momentos de vacilación, de volver atrás. Mientras inventábamos en voz alta, los más pequeños (casi bebés) se habían apoderado de los rotuladores y ya estaban sobre el papel mural que teníamos en el suelo.

Lo más difícil fue darle un final, desde luego.

Contamos la historia, una vez más, repasando sus segmentos, y los colocamos sobre el papel. Para terminar, dibujamos todos juntos.

Primera vez

El domingo día 20 de marzo esta Red se estrena en público -que es donde debe estar.

Será en la Jornada de Aniversario que celebra el sexto año de Diagonal (puedes ver aquí todo el programa de actos), en la Tabacalera CSA (Embajadores, 53 – Lavapiés, Madrid).

¿Qué me propongo? Tejer cuentos entre todas las arañitas que acudan, con una pequeña ayuda por mi parte.

Más o menos con este esquema:

  • Ahora que vamos despacio, vamos a contar mentiras
  • Recopilar los nombres de los niños
  • Preguntar de forma abierta
  • Recopilar los primeros intereses de los niños
  • Juntar las ideas y proponer las primeras líneas de trabajo
  • Ir depositando preguntas, paulatinamente, para interrelacionar personajes y situaciones
  • Hacer avanzar la acción a base de plantear enigmas, dilemas; observar las reacciones para plantear los giros
  • Poner, ante las sucesivas incógnitas, varias alternativas. Decidirlas entre todos
  • Dar protagonismo a los niños de forma secuencial, en función de su implicación
  • Concluir la historia
  • Dibujar sus escenas (actividad participativa, también)
  • Verla en conjunto y contárnosla de nuevo.
  • Fotografiar las escenas (cual viñetas) y -más tarde- componer el primer nodo de la red.

Nace la red

Hace algunas semanas, mientras volvía de las clases extraescolares de mis hijas, tuve una “epifanía”. Como otras tantas veces, jugábamos para entretener el viaje en autobús hasta casa. Nos contábamos un cuento entre las tres: nos fijábamos en las cosas que pasaban en las nubes, en la gente que se colgaba de los agarraderos del transporte público, en los coches y tiendas de la calle…

¿Estaría bien que el gigante grúa de la construcción se hiciese amigo de la mariquita pequeña y marrón del bulevar? ¿Podrían juntar entre los dos las habilidades necesarias para hacerse mover las nubes y dejar que el sol luciera? ¿Atronaría la voz del gigante los pequeños oídos del bichito? ¿Cómo queremos que termine este cuento?

Nos hicimos muchas preguntas y compusimos un cuento muy hermoso juntas. No lo terminamos, no, porque esa misma tarde empecé a hablarles de la Red de tejer cuentos, aunque aún no tenía nombre.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.